COMENTARIOS PRIMERA EDICIÓN
16242
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16242,bridge-core-1.0.4,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Comentarios de la primera edición

“Muchas gracias por el libro y por compartir
esta experiencia de manera tan generosa.”

MAMÁ, ESTOY AQUÍ

– 2ª edición 2019-

“Dolors, me ha gustado mucho tu libro, es muy emotivo y muy bonito. Mira, estoy emocionada, es verdad, ¿eh? Es bonito y me da mucha esperanza para lo que tiene que venir, porque yo ya soy muy vieja.”

 

Roser Forns (89 años)

“Hoy he acabado de leer vuestro libro, me ha dado mucha Paz, me ha transmitido tranquilidad y serenidad. Gracias, Dolors, por tu ayuda, por hacerme ver la vida y la muerte con otra mirada, por tu libro que volveré a leer muchas veces y por tu presencia.”

 

Marina López

“Muchas gracias por el libro y por compartir esta experiencia de manera tan generosa. Quiero agradecerte de todo corazón este regalo, el de escribirlo y el de hacérmelo llegar. Cuanto amor, cuanta sabiduría, cuanta luz que atraviesa y llega al alma y al espíritu. Son ellos quienes lo leen y se nutren de él. Me siento conectada con la luz y el amor de la unidad y es como volver a casa. Gracias, gracias, gracias.”

 

Cristina Álvarez

“¿Sabes, mamá? A mí me da un poco de pena que este niño se haya ido, pero si no se puede hacer nada… ¡así es la vida! ¿Sabes qué pienso? Que ha sido muy buena idea ésta de escribir lo que le dice el hijo. ¿Sabes aquello que me dices del programa de las personas bajitas??? ¿Aquello de que aprendes mucho de ellas? Pues a mí me pasa con este libro, que aprendo mucho,”

 

Laura Culak Hernández (11 anys)

“Estoy leyendo tu libro, aunque lo hago poco a poco, no sabría decirte por qué. Pero sí quiero decirte que mi hijo se fue hace ya diez años y que ahora tú, con tus escritos, me lo haces sentir mucho más cerca. ¡Gracias, Dolors!”

 

Àngels Vivet

“Acabo de leer tu libro “Mama, soc aquí” y tengo que decirte que me ha gustado mucho y que, no sólo me ha gustado, sino que lo he “vivido” mucho. Hace 25 años que murió un hijo mío… Ahora no hace falta decirte qué sentí porque ya lo sabes, también lo has vivido. Entonces empecé a buscar para poder entender el por qué y encontré muchas respuestas, pero todas teóricas; alguna vez sí que sentía que era la verdad, pero otras era la fe que yo quería poner en ellas el que hacía que me calmara. Ahora hace unos cinco años, he empezado a leer el libro “Un Curso de Milagros” y creo que es lo que estaba buscando desde hacía muchos años. Y leyendo tu libro aún lo he visto más claro… Muchas de las cosas que dice “Un Curso de Milagros”, Ernest te las dice a ti… ¡No sabes cómo me ha ayudado leer tu libro! Lo compré pensando en otra madre pero, por alguna razón, lo cogí y lo empecé a leer y te aseguro que es el libro que me ha impactado más, quizá es por el momento que estoy, no lo sé, pero me lo he creído 336 desde el principio hasta el final. Qué suerte tener a tu lado un compañero con el que os entendáis tan bien, me han gustado mucho sus poesías. Cada vez que me pongo a leer, miro el punto de libro y le doy gracias a Ernest y a ti. Muchas gracias, Dolors, porsertan valiente y por compartir con todo el mundo tus experiencias. Te quiero.”

 

Dolors Sanmiquel

“Dolors, necesito decirte que estoy muy agradecida de poder “disfrutar” de tu magia, de tu sensibilidad, de tu manera de soñar y de la gran capacidad que tienes para transmitir cómo se puede afrontar la vida en el aquí y ahora. Esta otra vida, la que nos ha tocado vivir, donde el amor y la esperanza se agarran fuertes para poder desplegar esas alas que nos permiten volar más allá de lo que siempre hemos soñado. Con tu libro en mis manos camino en esta única dirección, la que nos marca la luz y el amor de esos seres maravillosos que son… nuestros hijos.”

 

Marian Albilares

“Dolors, te diría que el libro es precioso, pero es más que esto. ¡Es vital, es mágico! Vuestras palabras conducen dulcemente a ese estado de unidad. Es el sueño lo que me hace cerrar el libro… ¡Gracias por esta muestra de amor y por traer al mundo este ser tan maravilloso! Todo lo que dices es como si estuviera hablando conmigo misma. Cada palabra es para mí como un reconocimiento, es un decir constantemente: “¡Sí, esto es así! Siento lo mismo!” El amor por mi hijo, que se vuelve AMOR en mayúsculas, Amor incondicional, la unidad que formamos todo y todos, ver y vivir la magia de la Vida! Todo lo que existe se puede ver solamente desde el corazón, los mensajes, la presencia… ¿Sabes, Dolors? Con la ayuda de Ernest estáis llevando el Cielo a la Tierra. Gracias, gracias, gracias a Ernest, a vosotros, a Marc, al Cielo… Os amo.”

 

Roser Orts

“Guapa, el libro me “traspasa” rápidamente. Me acerca a la imagen que siempre he tenido de ti, aquello tan íntimo que sale de lo más íntimo tuyo y que vi la primera vez que te contemplé relacionándote con los más pequeños. Escucho tu voz en él, incluso la de Ernest. Ha sido para mí un camino, un reflejo de cómo estoy en cada momento. Me ha hecho conectar con alegría, sabiduría, verdad, incredulidad, tristeza, vacío, plenitud. Conexión-desconexión. Abrumadora en muchos momentos tu manera de transmitir, de sentir, tan bonita, tan verdad, tan respetuosa, tan amorosa. Siento que tanto Chicho como tú SOIS…y os doy las gracias por compartir con el mundo vuestras creaciones. ¡Un abrazo inmenso!”

 

Anna Hernández Barbanoj

“El libro es maravilloso, espléndido… está escrito con mucho amor. Mientras lo leía me salían las lágrimas… eran, al mismo tiempo, lágrimas de tristeza y de emoción. Tú y Chicho sois únicos, unos seres muy especiales igual que vuestro hijo Ernest. Sois tres ángeles que habéis bajado a la Tierra para ayudar a la humanidad en el nuevo despertar, despertar desde el amor incondicional enseñando a las personas y al mundo que no existe la pérdida, que siempre estamos todos unidos. Un dulce abrazo con mucho amor y admiración.”

 

Tijana Smudja Lalich

“Ya hace unos meses que acabé de leer tu libro y te puedo decir que, aparte de todo lo que me ha aportado, ha sido uno de los libros que no tenía prisa por acabar porque la lectura de cada una de sus páginas no hacían nada más que darme consuelo, coraje y esperanza. A mí, Ernest ya me ha ayudado en una ocasión para soñar con mi madre y no tengo ninguna duda de que es un ser muy especial que continúa su tarea de ayudar a los demás. Un abrazo muy fuerte desde Mallorca.”

 

Mª Antònia Quetglas Llull

“Dolors, estoy enamorada de ti, de Ernest y de Chicho. Tu libro es genial, aparte que lo siento muchísimo en el Alma. Tu historia, con todo el respeto, la hago mía. Felicidades y un abrazo. Te aseguro que me habéis hecho mejor persona y que me habéis enseñado a creer de verdad en lo que realmente importa.”

 

Xu Marton

“Su experiencia es un maravilloso testimonio de esa capacidad que tiene el ser humano para enfrentar las adversidades de la vida y, sobre todo, para transformarlas en algo positivo para él y su entorno.”

 

Carola Ortega Trur (Francia)

“Gracias por ese maravilloso libro lleno de luz, que trae alivio a mi alma y la esperanza de volver a encontrar a mi hija y saber que está conmigo. Me ayudas mucho, Dolors. Sos un ser de luz. Pienso que nuestros hijos se conocen. Mil gracias por tu valiosa amistad. Un abrazo.”

 

Marcela Orlandi (Argentina)

“Dolors, cuando empecé el libro e iba por las primeras 50 páginas, sólo sentía amor. Tú eres puro corazón. El mensaje que están transmitiendo desde sus páginas me parece valiosísimo, especial. Hay muchos términos que me son familiares: despertar, luz, canal… Son los que me vienen ahora y, además, me identifiqué contigo en la Presentación de tu libro cuando dijiste que, en algún momento, llegaste a darte cuenta que tú no eras ese llanto, esa tristeza… A mí, un día, también me llegaron estos pensamientos, también me di cuenta de que no era eso. Me parece muy enriquecedor vuestro mensaje, edificante y luminoso. Ustedes tres son muy especiales. Quiero dar a conocer “Mamá, estoy aquí” desde dónde y cómo pueda. Este libro, más que un libro, es un tesoro. Pura Luz de una gran familia de Luz.”

 

Silvia Mazzone

“Mi nombre es Ana y vivo en Montevideo y ha sido gracias a una amiga que vive en Gerona que conocí su historia. No pude esperar sus comentarios y di con las entrevistas que hicieron Ustedes en el canal de Mindalia. Quedé muy conmovida con su historia y con Ernest, estuve viendo su blog también y me parece increíble lo que los tres están viviendo. Por algún motivo, Ernest se cruzó de esta manera en mi camino también y tenía la necesidad de contactarme con Ustedes. Es muy valiente la actitud que han tenido frente a la vida luego de lo que tuvieron que enfrentar, y pudiendo ayudar con su testimonio a tanta gente. Es un acto de amor, pero sobre todo, una hermosa misión de vida. Yo no sé si algún día tomarán dimensión real de la experiencia que están viviendo en lo personal y lo que significa para el resto de la gente que conocen su testimonio. Es un gran aprendizaje, inmenso para todos. Considero muy valioso el hecho de que Ustedes hayan decidido compartir su experiencia personal en pos de ayudar. Es un acto de Amor.”

 

Ana Rubido (Uruguay)

“Dolors, es precioso esto que expandes cuando compartes esta historia de amor que hay entre vosotros. Es precioso lo que vivisteis y lo que estáis viviendo. Es precioso lo que dices, utilicesla palabra que utilices. Es precioso lo que siento cuando lo leo, sea lo que sea que estoy leyendo, porque lo que llega es este amor universal que no tiene definición, ni con experiencias, ni con palabras, ni con emociones… Lo que siento es este amor que nos une y que transmites cuando explicas vuestra historia, que no es pasada sino presente, profunda, eterna, infinita, mágica…¡¡¡VIDA!!! ¡¡¡GRACIAS!!!”

 

Gemma Farràs

MAMÁ. SOC AQUÍ

-2ª edició-

MAMÁ. ESTOY AQUÍ

-1ª edición-